Si has llegado hasta este blog, seguramente sea porque quieres cambiar tu forma de alimentarte. Tal vez hayas enfocado este pensamiento como algo temporal con el objetivo de perder peso, perder volumen, mejorar tu estado físico, …

Lo que en AF queremos es que esa idea cambie, que tu objetivo sea alimentarte de forma saludable para siempre. Tu cuerpo de acompañará toda la vida y debes saber cuidarlo. Por eso, debemos enfocar esta experiencia como un camino de aprendizaje, con sus distintas etapas, para que alcances los conocimientos necesarios que te permitan elegir voluntariamente cómo alimentarte.

arácter de mujer conduciendo Vector Premium

¿Y esto?? NO, no se ha colado este coche aquí por casualidad. Si lo analizamos en detalle, aprender a alimentarnos es similar a aprender a conducir.

  • OBJETIVO: alcanzar una nueva forma de desplazarse/alimentarse
  • NORMAS: de circulación/pautas AF
  • PRÁCTICA: autoescuela/grupo AF
  • HÁBITO: durante el aprendizaje, tenemos que pensar cada paso (pisa embrague-meter la marcha-.. / reconocer alimentos realmente saludables,…) y luego lo hacemos de manera automática
  • INFRACCIONES PUNTUALES: en alguna ocasión se comenten pequeñas infracciones como aparcar en doble fila o comer eso que sé que no debería

Y al final de todo este aprendizaje pensamos… ¿POR QUÉ NO LO HABRÉ HECHO ANTES????

OMER PICTOGRAMA

Si os dais cuenta, hablo de aprender a alimentarse, no de aprender a comer.

Todos los seres vivos nacemos sabiendo comer; es algo innato que no requiere de un esfuerzo para aprenderlo. Sin embargo, debemos aprender a alimentarnos, ya que no todo lo comestible alimenta (al menos no de igual manera). 

Un bebé se lleva un trozo de plastilina a la boca tan feliz, y cuanto más colorido mejor; debe aprender que eso no le alimenta… A lo largo de la vida vamos tomando distintos alimentos; el tema está en diferenciar entre ellos los que son más beneficiosos, menos o nada.

Como en todo aprendizaje, las costumbres son fundamentales; si adquirimos buenos o malos hábitos desde pequeños, nos acompañarán siempre. Por eso es fundamental acostumbrar los paladares de los niños a los sabores de alimentos saludables y evitar abusar de aquello que no es beneficioso (que generalmente tiene sabores más potentes).

¿Significa que si soy adulto y ya tengo unos hábitos ya no hay remedio? Qué va!! Todos podemos aprender en cualquier etapa de la vida; la única referencia es que debemos desaprender esos malos hábitos adquiridos.

La buena noticia es que hay muchos sabores esperándonos para redescubrirlos 😊

En este blog iremos dando entradas con información que esperamos os ayuden en este aprendizaje 😊😊